dimecres, 25 de gener de 2012

Roberto Bolaño y La Ciudad Extraviada

Segun Alain Resnais
hacia el final de su vida
Lovercraft fue vigilante nocturno
en un cine de Providence.

Pálido, sosteniendo un cigarrillo
entre los labios, con un metro
sesenta y cinco de estatura
leo esto en la noche del camping
Estrella Mar



LA VENTANA


El paciente llega a la ciudad extrangera.
Si tuviera una mujer, escucha que dicen a su
espalda.Pero no hay nadie: es Barcelona y risas
de chaperos, delincuentes, camellos, niños pálidos
de los futbolines.Me gustaria, me gustaria,
me gustaria mucho, dice alguien con acento
alemán.Peo apenas lo escucha.


La muchacha que mira por la ventana
del hotel.Oh fuga de palabras, una Barcelona imaginaria,
medianoche en la calle, la gente es feliz,
el novio, las estrellas con gemas incrustadas
en un libro que el extrangero jamás terminará de leer
(al menos en este mundo ), la noche , el mar,
gente feliz , asomada a una ventana abierta.


Toda la tristeza de estos años
se perderá contigo.




Poemas escogidos
del libro de
Roberto Bolaño
La Universida desconocida
Anagrama
Barcelona 2007