dilluns, 2 de setembre de 2013

EN LA REGIÓN DE LOS GRANDES LAGOS





En ese tiempo, en tierra de dentistas
(sus hijas encargan la ropa en Londres
y en sus anuncios las tenazas exhiben
Muelas del Juicio anónimas, abstractas),
yo, que en al boca ocultaba  ruinas
más derrumbadas que cualquier Partenón,
espía, delator o quintacolumnista
de una civilización putrefacta
(haciéndome pasar por profesor de letras )
vivía en un college junto al lago
más famoso.Mi función estribaba
en torturar a zánganos locales.


Todo lo que por aquel entonces escribí
termina inevitablemente en puntos
suspensivos. Me metía en la cama sin desnudarme.
Si de noche veía una estrella en el techo,
ésta, según las leyes de la combustión,
me resbalaba por la mejila hasta caer en la almohada
sin darme tiempo a pensar un deseo.

1972.




Joseph Bronsky








traducción
Amaya Lacasa y Ramón Buenaventura

JOSEPH BRODSKY 2 POEMAS :

No es que me esté volviendo loco : no aguanto más verano.
El día se te va buscando en el armario una camisa.
Ojalá llegue pronto el invierno y con la nieve cubra
las ciudades, los hombres, sobre todo, lo verde.
Dormir con ropa puesta y empezar algun libro prestado
por una página cualquiera; mientras tanto, los restos
del año, como un perro que ha abandonado a un ciego,
cruzan la calle por el paso de cebra. La libertad
es cuando no recuerdas el nombre del tirano
y la propia saliva sabe a dulce oriental
y, aunque tengas la mente retorcida como los cuernos de un carnero,
no rezuma una gota de tus ojos azules.









En cuanto a las estrellas, siempre están.
Cuando aparece una, llegan en pos las otras.
No habrá mejor manera de mirar desde arriba
hacia abajo, de noche, que la suya : guiñando.
Mejor están sin ellas los cielos. Y , no obstante,
se conquista mejor el espacio sidéreo
en su presencia. Eso si : sin moverse,
en la tumbona, solo en la terraza.
Como dijo el piloto de una nave,
tapándose la cara con un poco de sombra:
parece que no hay vida en ningún sitio,
ni estrella en que dejar la vista detenida.


1975-1976





Joseph Brodsky
1940 (Leningrado//SanPetesburgo)
1996 (Nueva York )

Premio Nobel de literatura 1987.


Traducción de 
Amaya Lacasa y Ramón Buenaventura


Versal Travesías