diumenge, 1 de març de 2015

iniciación



(

La increíble
e
inalcanzable
epopeya del principe náhuatl
en busca
del
nuevo
mundo
a través de los mares
de todos los mares

persiguiendo el Sol
todos los soles

)















La princesa de amarilla flor de pétalos blancos besó mis labios rojo tulipán cacao y esmeralda Una mariposa revoloteaba por el centro  epicentro ombligo universal de todos los ojos castaños  negros y fluorescentes y una niebla repentina como  sueño en tinieblas de altiplano y vacío De un vacío molecular Ojos sin contorno sin blancura ni negrura ni color En voz ni alta ni baja ni suave 
ni ronca con voz sin voz
la princesa 
dijo
 :






'aquí nadie vivirá por siempre
aún los príncipes a morir vinieron'

acolmitzli nezahualcóyotl
coyote que ayuna
nahuatl
1402-1472


foto
neptuniaasesina


NepTunia Asesina

El Invisible _

sin peso , sin dimensión, sin sombra, errante transparencia para quien habiendo dejado de tener un sentido las vulgares nociones de frío calor, día noche, bueno o malo- llevaba varias horas navegando entre los brazos abiertos de las cuádruples columnatas de Bernini, cuando se abrieron las altas puertas de San Pedro. Quien tanto había navegado sin mapas no pudo menos que mirar con sorna  alos muchos turista que , aquella mañana, consultaban sus guías Baedeckers antes de engolfarse en la basílica  y tomar rumbo cierto hacia los más famosos portentos de aquel Palacio de las Maravillas que para él, iba a ser hoy Palacio de Justicia  (....












así comienza el último capítulo La Sombra, de la novela El Arpa y la Sombra de Alejo Carpentier, sobre el proceso de beatificación que  intentó  ( sin exito ) el Vaticano en dos ocasiones , durante el papado de Pio Nono y León XIII,  Cristóbal Colón, el Navegante Cosmologico , Nuevo Moisés de las Américas y Nuevo San Pedro de la Iglesia, en  alegato y panegírico  de postulantes y defensores de la de la causa de canonización ( e inmortalidad universal y suprema )  del marinero .







Dice el autor de su novela : 

'Este pequeño libro solo debe verse como una variación  ( en el sentido musical del termino  ) sobre un gran tema que sigue siendo por lo demás , misterioso tema...Y diga el autor escudándose en Aristóteles , que no es oficio del poeta ( o diguámos del novelista ), el contar las cosas como sucedieron, sino como debieron , o pudieron haber sucedido .